Humidificadores de la serie B-E de Trotec
Humidificador B 25 E de Trotec
Humidificadores de aire de la serie AW S de Trotec
Home Comfort

¿Tiene alguna pregunta?

Estamos a su disposición para proporcionarle información adicional.

Teléfono de información al cliente: +34 800 8090 8090
E-mail: info@trotec.com

Humidificadores de aire para un clima ambiental saludable

Para crear un aire sano y respirable

Si le pica en el cuello, le arden los ojos y las mucosas están irritadas, a menudo se debe a un clima ambiental excesivamente seco. Los humidificadores le pueden ayudar contra ello. Pero la gama de modelos disponibles es amplia.

Le mostraremos qué criterios son decisivos para la compra y qué modelos están disponibles. Además, le ofrecemos una visión general de los diferentes principios de funcionamiento de los humidificadores y los respectivos campos de aplicación preferidos. Esto le permite elegir exactamente el humidificador que mejor se adapte a sus necesidades y exigencias.

Humidificadores:
Usted se beneficia de la humedad del aire adecuada en términos de salud

Una humedad del aire optimizada (40 al 60 %) minimiza la contaminación causada por sustancias nocivas en el entorno

Lo ideal es que la humedad de las habitaciones esté entre el 40 y el 60 por ciento. La humedad que prevalece en una habitación siempre depende de las características de la habitación, las condiciones estructurales, el clima y la estación del año. Especialmente en los meses de invierno, la humedad en las habitaciones a menudo baja en un 20 o incluso 30 por ciento o más. En este sentido: Dondequiera que haya calefacción, la humedad del aire desciende fuertemente. Por lo tanto, es decisivo que aporte más humedad al aire de la habitación.

Esto lo garantiza un humidificador de aire. El aire seco de la habitación causa problemas de salud con frecuencia. Además de las molestias conocidas en las vías respiratorias y en la vista, un aire demasiado seco en una habitación suele provocar agotamiento, fatiga y falta de concentración. A ello se suma que la aspereza de la piel está programada de antemano y las enfermedades cutáneas y las alergias pueden empeorar. Con la debida humidificación del aire puede evitar un escenario de ese tipo a largo plazo. Usted notará la diferencia inmediatamente: Podrá respirar hondo. Las mucosas y los ojos irritados por el aire seco se vuelven a calmar. Usted puede concentrarse mejor en su trabajo o en sus actividades domésticas. A fin de cuentas usted optimiza su bienestar general con un humidificador, que garantiza una humedad ideal en sus habitaciones.

¿Qué es un humidificador?

Humidificador

Un humidificador es un aparato técnico con una tarea claramente definida: Si es necesario, aumenta la humedad en habitaciones cuyo aire esté demasiado seco. Con ello mejora el clima ambiental en general.

Hay que distinguir entre aparatos con depósito de agua integrado y modelos con conexión fija a la tubería de agua existente. Para fines domésticos privados se emplean principalmente humidificadores compactos. A este respecto, usted dispone de varias versiones en diferentes categorías de precios.

Para su orientación hemos listado las temperaturas óptimas
y la humedad del aire ideal correspondiente adaptada a ellas:

Zona de estar y de trabajo:

20 a 23°C Temperatura

Humedad del aire del 40 al 60 por ciento

Dormitorio:

Temperatura de 17 a 20°C Humedad del aire del 40 al 60 por ciento

Habitación de niños:

Temperatura de 20 a 23°C Humedad del aire del 40 al 60 por ciento

Cocina:

Temperatura de 18 a 20°C Humedad del aire del 50 al 60 por ciento

Cuarto de baño:

Temperatura de 20 a 23°C Humedad del aire del 50 al 70 por ciento

Pasillo:

Temperatura de 15 a 18°C Humedad del aire del 40 al 60 por ciento

Sótano:

Temperatura de 10 a 15°C Humedad del aire del 50 al 65 por ciento

No obstante, los humidificadores no sólo tienen un efecto positivo en la salud y el bienestar de las personas. Algunos modelos también pueden incluso evitar daños a las plantas o, por ejemplo, también a instalaciones.

Zona de estar y de trabajo: Temperatura de 20 a 23°C - humedad del aire del 40 al 60 por ciento
Dormitorio: Temperatura de 17 a 20°C - humedad del aire del 40 al 60 por ciento
Habitación de niños: Temperatura de 20 a 23°C , humedad del aire del 40 al 60 por ciento
Cocina: Temperatura de 18 a 20°C - humedad del aire del 50 al 60 por ciento
Cuarto de baño: Temperatura de 20 a 23°C , humedad del aire del 50 al 70 por ciento
Sótano: Temperatura de 10 a 15°C - humedad del aire del 50 al 65 por ciento

Estos criterios son decisivos a la hora de seleccionar un humidificador adecuado

Pero no todos los humidificadores son iguales. Los modelos individuales a veces difieren enormemente en cuanto al precio, aplican diferentes estándares de calidad y le ofrecen diferentes características de equipamiento. Pero en definitiva, ¿a qué aspectos hay que prestar atención? ¿Cuáles son las prestaciones importantes y de qué componentes de equipamiento puede usted prescindir por último? Echamos luz al asunto. A continuación encontrará todos los factores que deberían desempeñar un papel en su selección.

Tamaño de la habitación: La proporción debe ajustarse. Si la capacidad del humidificador es demasiado pequeña para una habitación, el aire no se humidifica lo suficiente. Si, por el contrario, es demasiado grande aumenta el riesgo de que se forme moho. Un humidificador de más capacidad sólo ofrece ventajas si se humedece rápidamente la habitación y se vuelve a apagar el humidificador.

Filtración: El filtro es un factor importante porque filtra la cal y las bacterias del agua. De esa manera ya no se pueden entrar en el aire, lo que garantiza una humidificación higiénica del aire. Los filtros buenos garantizan una reducción de la emisión de bacterias en más del 97 por ciento.

Control: El control digital es una ventaja. En aparatos de alta calidad garantiza la activación precisa del humidificador respectivo tan pronto como se descienda del nivel de humedad predeterminado. Asegúrese de que la unidad de control garantiza una alta precisión de medición. Se recomienda una técnica de medición de precisión digital y capacitiva. El modo automático funcional también es una ventaja. El humidificador se enciende y apaga según se necesite, asegurando así un nivel de humedad constante en todo momento. Además, de esa manera se descarta una humidificación excesiva.

Volumen: Un humidificador no es totalmente silencioso. Sin embargo, la mayoría de los aparatos no le molestan mucho. Usted puede guiarse por lo siguiente: Un humidificador debe generar un ruido de entre 25 y 40 dB(A) como máximo. Para comparar: El volumen de la sala es de unos 50 dB(A).

Ionización: ¿Respirar hondo? ¿Sentir fresco? No es problema. Con un ionizador integrado usted enriquece el aire con iones con carga negativa. Esta ionización le da la sensación de respirar el aire fresco del mar y de la montaña. Esto aumenta la sensación de confort.

Funciones integradas: Si desea aumentar la comodidad, debería elegir un humidificador con funciones adicionales. La oferta es grande. Puede recurrir, por ejemplo, a dispositivos con un difusor de aromas de aceites esenciales o a una tecnología especial de LED con cambio de color. Aunque a veces esas prestaciones aumentan significativamente el confort, no tienen ninguna importancia para el funcionamiento directo de un humidificador de aire y, por lo tanto, no son absolutamente necesarias.

Formación de agua condensada: Debido al aumento de la humedad en habitaciones demasiado secas puede formarse agua condensada. Si usted elige un humidificador de alta calidad con una regulación eficiente de la humedad, puede ajustar perfectamente la humedad a las condiciones. Esto permite la humidificación del aire sin la formación de agua condensada.

Acumulación de cal: Debido a la influencia de la temperatura, los humidificadores, en particular los de la categoría de evaporadores, pueden tender a calcificarse. Pero algunos modelos de alta calidad tienen componentes de equipamiento que impiden la calcificación. A esos efectos se utilizan, por ejemplo, cartuchos antical. Éstos cambian toda la estructura molecular de la cal. De este modo ya esta no puede acumularse o asentarse en el humidificador.

La humedad del aire óptima es un factor importante para un clima saludable en interiores
Una humedad demasiado alta o demasiado baja en la habitación puede favorecer las enfermedades y las alergias.

Diferentes tipos de humidificadores

Usted puede elegir: Dispone de varias variantes, que a veces difieren considerablemente entre sí.

Humidificadores por evaporación:

Los aparatos de este tipo trabajan con esteras de filtro o a veces también con láminas giratorias que distribuyen el agua en la superficie. Opcionalmente, también pueden soplar una corriente de aire sobre ella. Los evaporadores siempre funcionan de manera pasiva. Sin embargo, no se forman aerosoles; gracias a ello nunca se produce una contaminación del aire por bacterias o gérmenes. Características esenciales de un vistazo:

  • Solo bajo consumo de energía.
  • Hay una amplia gama de modelos disponibles.
  • No hay humidificación excesiva ni condensación; la humedad del ambiente se controla de forma natural.
  • Si no hay desinfección UVC integrada, debe añadir desinfectante al agua.

Humidificadores ultrasónicos:

Los humidificadores modernos de este tipo usan ultrasonido para nebulizar el agua en pequeñas gotas. Las características más importantes son:

  • Bajo consumo de energía.
  • Los generadores ultrasónicos funcionan comparativamente silenciosos.
  • Los modelos son a menudo muy decorativos en cuanto a su diseño.
  • El depósito debe limpiarse regularmente.

Purificadores de aire:

Un purificador de aire funciona con un ventilador que aspira el aire del ambiente. Luego lo pasa a través de un rodillo tipo disco integrado, que gira lentamente. Este rodillo está hundido en la respectiva bandeja de agua hasta aproximadamente la mitad. Dado que los discos individuales se encuentran a poca distancia unos de otros, el agua permanece como una fina película. Si el aire corre ahora a lo largo del rodillo de disco, una parte de las impurezas recogidas del aire son absorbidas por la película de agua y luego limpiadas o lavadas en la bandeja de agua. Sólo entonces se vuelve a conducir el aire al exterior.

Humidificadores ultrasónicos de la serie B-E de Trotec:

Si usted desea calidad real, variedad funcional e individualidad, la serie B-E de Trotec es una solución de primera clase. Puede elegir entre tres variantes distintas, cada una con una capacidad de nebulización diferente. La gama aquí se extiende de 4,8 a 7,2 litros por día. Dependiendo del modelo, lo ideal es utilizar los humidificadores ultrasónicos en habitaciones de hasta 20 o 30 m². Los tres aparatos de la serie se caracterizan por un diseño moderno que se puede combinar con cualquier interior. También puede elegir entre diferentes modos. Tanto si se trata de un difusor de aceite aceite aromático extraíble, un modo para bebés integrado, un moderno panel táctil o, por ejemplo, una función de temporizador libremente programable, los humidificadores ultrasónicos de la serie Trotec B-E no dejan nada que desear.

Humidificadores por evaporación de la serie B:

Los modelos de esta serie le ofrecen numerosas ventajas en torno a un clima ambiental agradable y una respiración libre. Gracias a su óptima relación calidad-precio, a su diseño elegante y a la variedad de funciones, cada una de las variantes ofrece una valiosa protección de la salud y los interiores gracias a la optimización de la humedad. Además, todos los modelos de esta serie también están controlados por higrostatos. Dependiendo del modelo, la capacidad varía de 0,6 litros a 60 litros por hora. Los humidificadores pueden ser utilizados en habitaciones de hasta 420 m². La flexibilidad es la clave. Además de muchas prestaciones y funciones individuales, el modelo B 500, por ejemplo, dispone de un sistema de radiocontrol especial. Más confort es prácticamente imposible.

Purificadores de aire de la serie AW S:

Esta serie de purificadores de aire combina la iluminación del aire de la habitación y la purificación del aire en un mismo aparato. Al hacerlo, puede recurrir a un sistema de control por sensores que garantiza un funcionamiento automático que ahorra energía. Los dos modelos de esta serie humidifican el aire de forma óptima y, al mismo tiempo eliminan de él, de forma fiable, el polen, el pelo de animales o el polvo doméstico. El purificador de aire AW 10 S prescinde de las esteras de filtro típicas de un purificador de aire, por lo que es especialmente fácil de cuidar; en total se pueden seleccionar tres modos de funcionamiento diferentes. En el AW 20 S se dispone incluso de nueve modos de funcionamiento. Todos los procesos de humidificación y purificación del aire se activan mediante un sensor inteligente. El purificador de aire también tiene una función de filtro HEPA activable, que garantiza una eficiencia óptima de la purificación del aire. 

Humidificadores de la serie B-E de Trotec
Humidificadores de la serie B de Trotec
Humidificadores de aire de la serie AW S de Trotec
SecoSan

Agua pura: Nuestras recomendaciones

  • Los humidificadores de aire con lámpara UV integrada desmineralizan y desinfectan el agua. Como alternativa puede colocar un cartucho Secosan en el tanque de agua del humidificador ultrasónico. Este cartucho ofrece una protección a largo plazo contra la proliferación de bacterias y la contaminación.
  • El mismo efecto se puede conseguir llenando el depósito con agua del grifo recién hervida o agua desmineralizada estéril.
  • Justamente en los humidificadores ultrasónicos se puede utilizar perfectamente agua destilada. Esta agua está libre de sustancias orgánicas, microorganismos, sales y otras impurezas. Por lo tanto, ese tipo de agua apoya de manera óptima los esfuerzos enfocados a la higiene.
  • Sin embargo, apenas se dispone de agua producida por destilación. En cambio, la oferta se inclina por el agua desmineralizada por ionización. Pero tenga cuidado: Por lo general no se trata de agua esterilizada. Sólo si el agua es adecuada para fines médicos es agua esterilizada.
  • Por lo tanto, es mejor hervir el agua del grifo fresca todos los días. Eso ahorra dinero y también es una buena solución desde el punto de vista higiénico. Por un lado, se eliminan en gran medida los gérmenes y los microorganismos. Por otro lado, sin embargo, también se reduce la dureza del agua, lo que impide la formación de depósitos calcáreos.
Social